El encantador de perros chapín

Para la penúltima edición de First Tuesday del año 2019 tuvimos como invitado a Erick Cruz, el “Encantador de perros chapín”. Erick nos contó sobre su experiencia de vida, los desafíos que con el tiempo lo llevaron a descubrir su amor por los perros y cómo de esta pasión, comenzó varios negocios. 

 

Erick nació en Guatemala en el año 1985 y en el año 2012, cuando tan solo tenía 26 años, sufrió un derrame cerebral que cambiaría su vida por completo. Este derrame provocó que, además de permanecer en coma durante varios días,  quedara paralizado un lado de su cuerpo por completo. Esto lo obligó a tener que aprender varias habilidades de nuevo. Durante este tiempo, su entonces novia, le regaló una pequeña chihuahua. El nos cuenta cómo en un inicio él odiaba a su perrita, pero esto era causado por su propio odio a su persona y a su realidad. Sin embargo, su nueva mascota lo quería tal y como era, en las buenas y en la malas y con todos sus desperfectos. 

 

Al darse cuenta de esto, comenzó su pasión por los perros y entrenó a su chihuahua, descubriendo así que tenía un talento inusual para ello. Es por esto que su primer emprendimiento fue ser un entrenador de perros. Durante este tiempo, se dio cuenta que por toda la actividad que realizaba para entrenarlos, su propia actitud y su capacidad motora iba mejorando. En el 2015 se le otorgó una beca en Estados Unidos para entrenarse con Cesar Milian, el original “Encantador de perros” en donde obtuvo muchas más herramientas para hacer mejor su trabajo.

 

Más adelante en su vida llevó a cabo su siguiente emprendimiento. El hotel de perros más grande de Guatemala (originalmente llamado Hotel Canino Real). En este hotel tiene toda clase de comodidades para sus huéspedes caninos, entre ellas, un piscina en forma de hueso que además utiliza para realizar su propia terapia. También se encarga de organizar y celebrar cumpleaños para perros. 

 

Con todo lo que lograba y a pesar de las dificultades que enfrenta hoy en día, él sigue adelante y no se da por vencido. La vida le ha traído muchos desafíos y con el tiempo ha aprendido a enfrentarlos con la frente en alto. Erick busca que su historia motive a las personas a llevar a cabo sus sueños y nunca creerse incapaces. Como él  mismo dice: 


“… si yo, asi como ustedes me ven hoy… con la mitad del cuerpo paralizado, con mis debilidades, sin un título universitario, sin un papa, sin una herencia y con cero probabilidades de tener éxito en mi vida he llegado hasta aquí… imagínense ustedes hasta dónde son capaces de llegar…” 

Comenta Erick Cruz



Agregar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




Menú