POR LA LIBERTAD

50 años de la UFM

 

Noticia extraída de Columna Diaria Prensa Libre

Publicado el 

 

Estoy seguro de que más de alguna vez te has reunido con un grupo de amigos para pensar por qué Guatemala es pobre y qué se podría hacer para que este país sea próspero. Pues bien, allá por 1958, el Dr. Manuel F. Ayau Cordón y un grupo de amigos decidieron fundar un think Tank al que llamaron CEES (Centro de Estudios Económico-Sociales), precisamente para estudiar y comprender ¿Por qué Guatemala era pobre y Estados Unidos no? ¿Por qué la pobreza? ¿Cómo podemos mejorar el nivel de vida de todos? Y una serie de preguntas que hasta ese momento no tenían claras.

Ese grupo de empresarios y profesionales se juntaba semanalmente para escoger diferentes lecturas que se asignaban, y luego discutirlas. Con el tiempo comenzaron a comprender que la libertad era fundamental para la prosperidad y disminución de la pobreza en un país. Para trasmitir esas ideas comenzaron a publicar artículos que traducían y otros que ellos mismos escribían en unos panfletos a los que llamaron Tópicos de Actualidad. Trajeron a destacados profesores para que dieran conferencias. Trataron de transmitir las ideas en artículos de periódicos y entrevistas en radio. Luego comenzaron a discutir cómo hacer más efectivo el que más personas pudieran entender los principios que hacen que los habitantes de un país puedan mejorar su nivel de vida. Y entre esas discusiones surgió la idea de formar una universidad.

Hoy se cumplen exactamente 50 años de la fundación de la Universidad Francisco Marroquín. Esta universidad es fruto de todas esas ideas que los fundadores tuvieron dentro del CEES para poder dar respuesta a miles de interrogantes que aún hoy en día siguen siendo válidas. ¿Cómo mejorar el nivel de vida de todos en un país? ¿Por qué somos pobres? ¿Cuáles son las causas de la riqueza? ¿Qué es lo que tienen en común los países que son más ricos y desarrollados? Y así una serie de interrogantes que se discuten día a día en las aulas de ese centro de estudios. Creo que la fundación de la UFM fue la mejor idea y decisión que los directores del CEES de esa época pudieron haber tenido y cuya fundación celebramos hoy, gracias, principalmente, al Dr. Manuel F. Ayau, quien tomó el liderazgo para hacer realidad este proyecto. No fue él solo quien fundó la Universidad, pero él era una persona de ideas y de acción, lo cual hizo que ese sueño se hiciera realidad. Sin él posiblemente todo se hubiera quedado en buenas intenciones, como nos pasa a veces en las discusiones que tenemos y que no llega a ocurrir nada.

La UFM no es cualquier universidad. Fue fundada con una idea clara, que quedó plasmada años después en su misión, aunque la idea se tenía desde su fundación. Esa misión es “la enseñanza y difusión de los principios éticos, jurídicos y económicos de una sociedad de personas libres y responsables”. Para lograr este objetivo, la universidad atrae a los mejores estudiantes, por su conocida excelencia académica. Desde el inicio esto fue muy importante. Que quienes llegan a estudiar salieran muy bien preparados. Tan es así que los graduados pueden ir a cualquier universidad del mundo a estudiar un posgrado y obtienen excelentes resultados. Una mayoría de los graduados ha conseguido trabajos bien remunerados, incluso antes de graduarse. Lo importante es que quienes estudian y se gradúan en la UFM son personas que se convertirán en líderes en la sociedad, y si son honestamente intelectuales, que es lo que esperamos, irán encaminándose hacia una sociedad más próspera.

Qué suerte tenemos en Guatemala de contar con esta institución, que es la Casa de la Libertad y que ha trascendido a todo el mundo. ¡Feliz Aniversario, UFM!

 

 

Parellada, Ramón. (). Prensa Libre. Columna_50añosUFM_prensalibre



Agregar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




Menú